CÓMO AFECTAN LAS BOLSAS AL MEDIO AMBIENTE


Las bolsas de plástico consumen grandes cantidades de energía para su fabricación, están compuestas de sustancias derivadas del petróleo, que pueden tardar en degradarse más de medio siglo. La gran mayoría acaba siendo desechada sin control, contaminando tanto las ciudades como los ecosistemas naturales.

La vida útil de una bolsa de plástico es realmente corta, es de unos minutos, sin embargo tarda siglos en degradarse, sin desaparecer completamente debido a que se fragmenta. Peor aún, la mayoría acaba en nuestros océanos donde tiene un efecto devastador, en el mar su impacto puede ser letal para animales como tortugas, ballenas o delfines, que mueren tras ingerirlas o enredarse en ellas. Entre un 70 y 90% de residuos acuáticos que se encuentran en las playas son plásticos.

Por todo ello y más, el impacto medioambiental de las bolsas de plástico es mucho peor de lo que parece.

Razones para no usar bolsas de plástico:

- Se fabrican a partir del petróleo, un recurso no renovable, costoso, cada vez más escaso y responsable de la emisión de gases de efecto invernadero y el cambio climático.

- Su reciclaje no es rentable, cuesta 100 veces más reciclarlas que producirlas nuevas.

- La mayoría acaba en el mar o en incineradoras y hornos de cemento.

- Se han encontrado bolsas flotando al norte del Circulo Ártico y lugares remotos del Atlántico Sur.

- Contaminan durante su fabricación e incineración.

- Algunas están impresas con tintas tóxicas.

- Tardan entre 150 y 1000 años, e incluso más en descomponerse.

- Su dispersión en la naturaleza causa mortandad de animales terrestres y acuáticos. Es cada vez más frecuente encontrarlas en cadáveres de animales marinos.

- Son de fácil sustitución por sistemas tradicionales: bolsas de tela, carritos, cestas, papel, etc.

Sumémonos a reducir el problema

Se están planteando diversas medidas para reducir el uso de bolsas de plástico. Una posible solución es sustituir el material de estas bolsas por otros materiales totalmente biodegradables. Asimismo, se están creando cada vez más inventos para limpiar los océanos de plástico.

Para reducir este problema, podemos contribuir evitando su uso, utilizando bolsas de tela, cestos de mimbre y materiales similares para sustituir bolsas de compra y almacenar cosas en casa, reutilizando las bolsas, reciclando correctamente, concientizando a mas personas sobre el problema.

Es por eso que en Los Canastos estamos comprometidos por aportar nuestro granito de arena y mejorar el medio ambiente por medio de algunas propuestas que se están por lanzar en nuestras sucursales, esperalo.


0 vistas

Los Canastos. C. San Salvador 107 Fracc. Guadalupe. Durango, Dgo. México.

Contacto: marketing@loscanastos.mx

  • Facebook Social Icon
  • Twitter App Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon