PROCESO DE DESHIDRATADO DEL COCO


El proceso de deshidratación del coco cuenta con varias etapas, entre ellas:

1.- Descascarado

Este paso se realiza manualmente, utilizando una estaca de madera o hierro afilado, fijada en la tierra. El coco se clava en la punta de la misma, para perforar la cáscara y el extremo redondo del coco, luego se mueve para ir removiendo la cáscara por partes.

2.- Autoclavado

Este proceso se realiza con el fin de ayudar a separar la concha de la pulpa, aplicando calor por unos cuantos minutos, luego sólo se quiebra la concha y se obtiene la carne.

3.- Separación del casco

El casco se separa con el fin de obtener la carne o pulpa, que es la materia prima a utilizar para obtener el producto final. Debe tratar de obtenerse el mayor rendimiento posible de carne entera para facilitar las operaciones posteriores.

4.- Eliminación de la testa

Este proceso puede realizarse con un cuchillo curvo o con una máquina de pelado abrasivo. Parece ser que el modo más eficiente es el que utiliza cuchillo, pues se obtienen mayores rendimientos de obtención de pulpa.

5.- Rallado

La pulpa ya lista se pasa por un molino de martillos para obtener un producto de rallado estándar y calidad uniforme. Existen máquinas que se han diseñado para rallar el coco que se encuentra aún unido a la concha. Si se utiliza esta máquina se debe variar el proceso aquí descrito, pues no es necesario obtener la pulpa pura.

6.- Deshidratación

El coco, por su composición, es un producto propenso al deterioro microbiano y la rancidez, por lo tanto debe ser deshidratado para su conservación.

El coco deshidratado puede utilizarse en diversas aplicaciones como:

  • Postres

  • Repostería

  • Helados

  • Dulces

  • Bebidas

  • Cosmética

  • Farmacéutica


161 vistas

Los Canastos. C. San Salvador 107 Fracc. Guadalupe. Durango, Dgo. México.

Contacto: marketing@loscanastos.mx

  • Facebook Social Icon
  • Twitter App Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon