ALIMENTOS QUE COMBATEN EL CÁNCER


De acuerdo a distintas investigaciones, existe una gran cantidad de alimentos que ayudan a prevenir el cáncer.

La nutrición es una parte muy importante cuando hablamos del tratamiento contra el cáncer. Ingerir alimentos adecuados antes, durante y después de un tratamiento nos ayudarán a sentirnos mejor y a que nuestro organismo se encuentre con mucha más fuerza para hacer frente a la enfermedad.

Afortunadamente, existe una gran variedad de alimentos aliados y protectores frente al cáncer por sus propiedades anticancerígenas, pues los compuestos activos de algunos de ellos evitan el crecimiento y la proliferación de células tumorales.

Algunos de los alimentos de consumo habitual cuyas propiedades nos pueden proteger frente al cáncer son, entre otros: el aceite de oliva extra virgen, el tomate, el brócoli, el trigo, la soya, la cúrcuma, la granada, las setas, el aloe vera, el ajo, el té verde, la lechuga, las espinacas, los frijoles, las nueces, las naranjas y los limones.

Café

Según un estudio de la Universidad de Rutgers (EE UU), beber café e incluso aplicarlo directamente sobre la piel es eficaz para prevenir el cáncer de piel, ya que la cafeína inhibe una proteína llamada ATR que, al ser neturalizada, lleva a la destrucción de las células dañadas por los rayos ultravioletas tras una excesiva exposición al sol.

Soya

Los productos de soya han sido relacionados con una menor incidencia en cáncer de pecho. Un estudio en el Reino Unido encontró que 11 gramos de soya al día reducen las recaídas y la tasa de mortalidad entre las mujeres con un diagnóstico de cáncer de mama.

Ciruelas y melocotones

Las últimas investigaciones han revelado que los extractos de ciruela y melocotón ayudan a destruir las células del cáncer de mama, incluso a las más agresivas, sin dañar a las células sanas, lo que abre las puertas a nuevos tratamientos de quimioterapia sin efectos secundarios.

Arándanos

Los frutos rojos, especialmente los arándanos, aportan antioxidantes y flavonoides que se encargan de limpiar todos los radicales del cuerpo, responsables de dañar las células.

Nueces

Científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad Marshall en Estados Unidos demostraron que tomar un puñado de nueces al día reduce el riesgo de padecer cáncer de mama por su alto contenido en ácidos grasos omega-3, antioxidantes y fitosteroles.

Jengibre

El jengibre es un poderoso antioxidante que ayuda a reducir los radicales libres de nuestro organismo, tiene propiedades antitumorales. De hecho, es incluso más eficaz que muchos fármacos contra el cáncer. Entre otras cosas, la raíz del jengibre reduce los tumores en la próstata. Así lo confirmó un estudio de la Georgia State University, que evidenció que el extracto de jengibre hizo disminuir el tamaño de los tumores de próstata hasta un 56% en un grupo de roedores.

Orégano

Según una investigación llevada a cabo por la Universidad Long Island (EE UU), uno de los componentes del orégano, el carvacrol, induce apoptosis o muerte celular programada en las células tumorales de la próstata. Esta superespecia tiene además propiedades anti-inflamatorias y actúa como antibiótico.

Ajo

El ajo es otro de los alimentos que previene y combate el cáncer gracias a su alto contenido en antioxidantes como la lisina y la quercetina que, además, es muy utilizado para prevenir resfriados. Podemos tomarlo crudo, cocinándolo como condimento en nuestras comidas o salas o incluso en ensaladas y pastas. El beneficio es el mismo.

Té verde

Debido a su alto contenido en polifenoles y antioxidantes, el té verde (y también el té negro) es una poderosa bebida anticancerígena. Evita que las células cancerígenas se dividan y se multipliquen, lo que lo convierten en un estupendo aliado para ayudar a combatir esta enfermedad.

Semillas de lino

Las semillas de lino destacan por su alto contenido en omega3. Contienen, además, compuestos llamados lignanos y fibra dietética que tienen múltiples beneficios para nuestra salud: previenen el estreñimiento, las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y la osteoporosis. La linaza posee así tres elementos que pueden reducir el riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer: el ácido alfa-linolénico, un ácido graso esencial omega-3; los lignanos, que son fitoestrógenos y antioxidantes; y la fibra dietética.

Trigo y centeno

Según el Instituto Americano de Investigación del Cáncer, los cereales, como el trigo o el centeno, contienen una serie de ingredientes que eluden el cáncer. Estos alimentos tienen la capacidad de acelerar el tránsito intestinal y ayudar a prevenir el cáncer de páncreas, estómago, colon y mama.

Chile

Un equipo de científicos de la Universidad Bernardo O'Higgins (Chile) anunció que, mediante el uso de moléculas vegetales modificadas, podrían devolverle la capacidad de "suicidarse" a las células tumorales, atacando así el tumor "desde dentro", pudiéndose convertir en una posible cura para el cáncer. No en vano, el chile y otros tipos de picantes contienen un compuesto llamado capsaicina, muy efectivo combatiendo el cáncer de intestino, colorrectal y de próstata.

Aceite de oliva

Este oro líquido tiene muchos beneficios. En particular, sus compuestos polifenólicos ayudan a combatir el cáncer de mama en sus fases más agresivas. Además, gracias a sus propiedades, que facilitan la transformación de los alimentos, impiden la absorción de grasas y azúcares nocivos para el organismo.

Cúrcuma

Esta especia de color anaranjado usada frecuentemente en la cocina hindú tiene propiedades antiinflamatorias. La cúrcuma posee un polifenol llamado curcumina que destruye las células cancerígenas y bloquea una proteína asociada con el cáncer gastrointestinal.

#Cancer #Salud #Bienestar

18 vistas

Los Canastos. C. San Salvador 107 Fracc. Guadalupe. Durango, Dgo. México.

Contacto: marketing@loscanastos.mx

  • Facebook Social Icon
  • Twitter App Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon