RECETA PARA CUARESMA: ESTOFADO DE LENTEJAS