EL MES PATRIO Y SUS PLATILLOS


La comida es uno de los orgullos de México y durante el mes patrio, las fiestas son una excusa más para que familias se reúnan alrededor de la mesa para comer lo que la gastronomía mexicana ofrece.

La celebración del “Grito de Independencia” es para México la fiesta más importante. Todos quieren tomar tequila, comer pozole o chiles en nogada, sin olvidar el atuendo que muestre el orgullo de ser mexicano.

Invasiones, revoluciones, reformas, imperios y hasta cambios en el día de conmemoración, han pasado por México, pero esto no ha hecho que la fiesta se haga a un lado.

Una parte muy importante durante la fiesta ha sido y es la comida. Dentro de la culinaria nacional tenemos platillos que son indicados para estas fechas como lo es el chile en nogada, tostadas de tinga o pata, pozole y pambazos aunque puede variar según la región y economía de las personas. En el norte lo pueden celebrar con un cabrito, discada o carne asada; al centro del país con una barbacoa, tamales, un asado de bodas o mole; en las costas con un pescado a la talla, zarandeado o una langosta con frijoles; más al sur con unos panuchos, sopa de chipilín o un pan de cazón.

Varios platillos se tiñeron de verde, blanco y rojo como lo es el pozole, arroz, salsas, ensaladas, aguas y hasta el mismo chile en nogada.

Los platillos mas reconocidos en estas fechas son:

  • Chiles en nogada: El platillo mexicano por excelencia para esta temporada, cuya creación es motivo de leyenda al presentarse como homenaje al primer Emperador de México, Agustín de Iturbide. Además, su presentación en colores patrios y la temporada de granada, uno de sus ingredientes característicos, lo hacen una obligación en la mesa.

  • Chalupas: También provenientes de Puebla, su elaboración es sencilla y puede servir como un buen aperitivo. Tortilla semifrita, carne de res, cerdo o pollo, y salsas verde o roja también representan a la cultura mexicana en el plato.

  • Pozole: No sólo conjuga una tradición mexicana, sino que se extiende hasta la época precolombina; su nombre proveniente del náhuatl hace referencia a la cocción del maíz y el hervido de la carne. Pero su elaboración no es exclusiva del centro del país y varía según la región. Además de servirse con lechuga, rábanos, aguacate y cilantro, en la costa occidental suele agregársele chile para hacerlo rojo.

  • Mole: Sea poblano, oaxaqueño o de olla, esta mezcla de chiles y especias es otro elemento que no puede faltar en la mesa. Su elaboración puede ser tradicional, que requiere de más tiempo, o tan rápida como comprar los ingredientes en el supermercado.

La bebida también es importante, y para las fiestas patrias se puede disfrutar desde el tradicional tequila hasta el pulque o la cerveza artesanal, que han crecido en popularidad durante los últimos años.

Tradiciones, ambiente y comida. Los días de septiembre nos abren el apetito por platillos mexicanos.


0 vistas

Los Canastos. C. San Salvador 107 Fracc. Guadalupe. Durango, Dgo. México.

Contacto: marketing@loscanastos.mx

  • Facebook Social Icon
  • Twitter App Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon