LECHES (BEBIDAS VEGETALES) ALTERNATIVAS


Cada vez más personas buscan alternativas a la leche de vaca y hoy en día haya una gran variedad de opciones. Tanto si te sienta mal, como si quieres probar nuevos sabores y variedades aquí tienes una gran variedad de leches y bebidas vegetales entre las que puedes elegir.

Estas opciones alternativas carecen de lactosa, lo que hace que sean ideales para los intolerantes a ella. Aunque no ocurre en todos los casos, algunas bebidas vegetales pueden contener gluten por lo que los celíacos deberían comprobar la etiqueta. Cambia el sabor y la textura aunque muchas marcas intentan imitarlos al máximo posible.

Una de las bebidas alternativas a la leche de vaca más conocidas es la soja, que en gran parte se ha encargado de abrir camino a las demás. Es de las más consumidas junto con las bebidas de almendra, arroz o coco y es fácil encontrar símiles lácteos como “yogures” hechos con ella. La bebida de soja es la que contiene más proteínas, tiene los aminoácidos esenciales y cuenta con lecitina(ayuda a combatir el colesterol).

Se preparan bebidas alternativas con:

  • Almendras. Es rica en vitamina E y B12, también cuenta con muchos minerales. Tiene poca proteína, grasas y carece de colesterol.

  • Arroz. Es perfecta para los que tienen alergia a los frutos secos. No contiene calcio ni proteína pero cuenta con más carbohidratos que la leche animal.

  • Sésamo. Al igual que la soja, es una bebida rica en lecitina. Carece de colesterol y gluten. Tiene vitaminas B1, B2, E, B3, B5, B6, K, ácido fólico pero no calcio.

  • Coco. Es una bebida con un alto contenido en grasa aunque a cambio es muy cremosa. Es rica en hidratos de carbono y también aporta calcio, fósforo, potasio, magnesio, hierro y ácido fólico.

  • Avena. Es una bebida que se suele mezclar. Es rica en fibra, tiene poca grasa y mucha vitamina B. Carece de colesterol.

  • Alpiste. Es muy poco común y se elabora a partir de alpiste (la comida de los pájaros), agua, aceite de girasol y sal. Contiene fósforo, calcio, magnesio, potasio, hiero, vitaminas, Omega 3…

  • Avellanas. Es una de las bebidas con mejor sabor. Entre sus nutrientes nos encontramos calcio, fósforo, magnesio, potasio, vitamina E y antioxidantes.

  • Semillas de girasol. Además de aceite, las semillas de girasol también pueden dar una bebida alternativa a la leche. Es rica en vitamina E, D, calcio, fósforo y ácido fólico.

  • Quinoa. Además de usarse en ensaladas la quinoa se puede usar para crear una bebida sustitutiva de la leche. Es muy completa en nutrientes y es fácil de digerir.

  • Espelta. Las bebidas alternativas a la leche de vaca que se obtienen de este cereal aportan proteinas, oligoelementos, fibra, hierro, fósforo, potasio, magnesio y vitaminas E y B.

  • Castañas. Es una bebida muy energética y de fácil digestión. También resulta muy nutritiva.

Estas bebidas vegetales se pueden preparar en casa, a continuación te proporcionamos algunas recetas.

4 recetas de bebidas vegetales

Arroz

Ingredientes:

  • 2 cucharadas soperas de arroz

  • 1L de agua, preferiblemente mineral

  • 1 cucharada sopera de aceite

  • 1 cucharadita de sal

  • 1 cucharada de miel de agave (opcional)

  • 1 cucharadita de extracto de vainilla o canela en polvo (opcional)

Procedimiento:

1.- En un bol con agua fría ponemos a remojar el arroz durante al menos una hora.

2.- Pasado este tiempo lo colamos y lo ponemos en un cazo junto con el litro de agua mineral.

3.- Añadimos el aceite, la sal, la miel y el extracto de vainilla o la canela molida.

4.- Ponemos al fuego, llevamos a ebullición y dejamos cocer durante unos 15-20 minutos hasta que el arroz esté tierno.

5.- Dejamos enfriar, trituramos bien y colamos.

6.- Ya tenemos lista nuestra leche de arroz casera que podremos conservar en la nevera hasta 2 o 3 días.

Avena

Ingredientes:

  • 1 taza de copos de avena integrales

  • 1 cucharada de esencia de vainilla

  • 3 – 4 tazas de agua mineral (*)

  • 1 cucharada de canela en polvo (opcional)

  • 2 dátiles (**)

(*) En función de si la queremos más o menos espesa.

(**) Sirven para endulzar, pero se pueden sustituir por un poco de miel, sirope de ágave o el edulcorante que tengáis por costumbre utilizar.

Procedimiento:

1.- Empezamos poniendo la avena en remojo con agua como mínimo 20 minutos, aunque lo mejor es dejarla durante toda la noche.

2.- Una vez pasado ese tiempo, se cuela la avena y se lava con agua limpia para que se eliminen las impurezas que se hayan desprendido durante el remojo.

3.- Una vez limpia y escurrida, se tritura en la batidora de vaso con el endulzante -dátiles, miel, etc-, el agua mineral y la esencia de vainilla y la canela.

4.- Finalmente la pasamos un par de veces por un colador de malla muy fina o por una gasa, presionando bien los residuos para extraer todo el líquido. Ese residuo podremos utilizarlo para añadirlo a masas de pan, tortitas, etc

Coco

Ingredientes:

  • 350 ml de agua

  • 120 gramos de coco rallado

Procedimiento:

1.- Ponemos en un recipiente el coco rallado, mejor fresco pero no importa si usamos de paquete, nos agilizará la tarea. El rallado cuanto más fino sea mejor.

Llevamos el agua a punto de ebullición, podemos hacerlo en un cazo o bien en el microondas. A continuación, vertemos el agua sobre el coco rallado y lo mezclamos todo bien, lo tapamos con un paño y dejamos infusionar durante unos 30 minutos aproximadamente.

Trascurrido el tiempo de reposo batimos la mezcla durante unos minutos, después la pasaremos por un chino o bien la colaremos prensando con ayuda de una cuchara para sacar todo el jugo.

Una vez hayamos terminado de colar volvemos a pasar la mezcla por la batidora y repetiremos el paso de colar prensando.

Por último, para asegurarnos de que no queda ningún trocito de coco en la leche, volvemos a colar con la ayuda de un colador fino o con un paño.

Almendras

Ingredientes:

  • 1 taza de almendras crudas sin pelar

  • 2 tazas de agua (preferiblemente mineral)

Procedimiento:

1.- Lo primero que tenemos que hacer es hidratar las almendras dejándola a remojo como mínimo una noche, aunque podemos dejarlas hasta 48 horas.

2.- Cuando las almendras estén bien hidratadas, las escurrimos y las enjuagamos bajo un chorro de agua fría.

3.- Las ponemos con las dos tazas de agua en un procesador, batidora, trituradora,… primero dando unos golpes de turbo para romper las almendras y luego unos minutos seguidos a velocidad más lenta hasta conseguir una papilla muy fina y homogénea.

4.- Ponemos un paño de algodón sobre un colador y colamos la mezcla recogiendo la leche ya colada sobre un bol y terminando de apretar bien con las manos para que escurra bien todo el líquido.

5.- Podemos endulzarla con azúcar, con miel o cualquier otro endulzante o dejarla tal cual antes de guardarla en el frigorífico para consumirla en un plazo de 2 o 3 días.

6.- Los residuos sólidos que quedan dentro del paño de algodón se pueden deshidratar secándolos en el horno extendidos en una bandeja y dejándolos de 2 a 3 horas con el horno a la temperatura mínima. Luego se pueden usar como harina de almendra en recetas de repostería.

#leche #bebidavegetal #almendra #arroz #coco #avellana #avena

12 vistas

Los Canastos. C. San Salvador 107 Fracc. Guadalupe. Durango, Dgo. México.

Contacto: marketing@loscanastos.mx

  • Facebook Social Icon
  • Twitter App Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon