BICARBONATO DE SODIO: UN GRAN ALIADO


El bicarbonato (NaHCO3), también conocido como carbonato acido de sodio, hidrógeno carbonato de sodio, bicarbonato de soda o sal de vichy, es un compuesto blanco sólido cristalino que se obtiene de un mineral presente en la naturaleza llamado natrón, el cual contiene grandes cantidades de bicarbonato sódico.

¿Qué es?

En su forma natural, el bicarbonato de sodio es conocido como nahcolite, que es parte de un natrón mineral natural. El natrón, que contiene grandes cantidades de bicarbonato de sodio, ha sido utilizado desde la antigüedad.

Los egipcios utilizaban el natrón como un jabón para propósitos de limpieza. Sin embargo, no fue hasta 1846 que el Dr. Austin Church y John Dwight comenzaron a fabricar y vender el compuesto que actualmente conocemos como bicarbonato de sodio. Para la década de 1860, el bicarbonato de sodio aparecía en las publicaciones de los libros de cocina pero en aquella época era conocido como un aditivo para cocinar.1 Sin embargo, para la década de 1920, su versatilidad se expandió y para la década de 1930 era anunciado como un "agente médico probado."

Beneficios

El bicarbonato de sodio posee diversos beneficios para diversos ámbitos.
Para la limpieza:

– Quita manchas de aceite y grasa.

– Desinfecta y blanquea diversas superficies.

– Limpia los pisos y elimina la suciedad.

– Deja la ropa, peluches y alfombras como nuevos.

– Quita los malos olores a los zapatos.

Para la salud:

– Se puede usar como pasta dentífrica.

– Es exfoliante para rostro y cuerpo.

– Es desodorante natural.

– Reduce la sensación de cansancio en los pies.

– Desintoxicante.

– Adios a la acidez estomacal.

– Remueve astillas.

– Suaviza la piel de las manos.

– Alivia las picaduras de insectos.

– Ayuda a bajar de peso.

Para las plantas:

– Fungicida: para combatir las manchas negras de hongos.

– Fortalece tus plantas.

– Contra los parásitos.

– Para eliminar el césped salvaje.

– Aleja las pestes.

Para la cocina:

- Levadura casera para repostería.

- Neutralizar la acidez en la salsa de tomate.

- Dulces y postres.

- Cocinar carne más tierna.

Modo de consumo

Las indicaciones varian de acuerdo al uso que se requiera y al ámbito que se utilice. Si usted está usando bicarbonato de sodio como antiácido, tómelo 1 ó 2 horas después de las comidas, con un vaso grande de agua. Si usted está usando bicarbonato de sodio por otra razón, tómelo con o sin alimentos. No tome bicarbonato de sodio con el estómago lleno.

Contraindicaciones

  • No se debe tomar durante más de una semana. “Su uso prolongado puede provocar alcalosis sistémica”, explican las farmacéuticas.

  • No ingerir con leche ni otros productos lácteos.

  • Se debe esperar una hora después de las comidas antes de su consumo, puesto que, según explican Miguel y Mourin, “puede causar un aumento en la producción de gas carbónico que daría lugar a una distensión gástrica.”

  • No se debe tomar más de dos veces al día ni en menores de 12 años, ni quienes sufren hipertensión, problemas renales, hepáticos o cardiacos, así como aquellos que están con tratamientos diuréticos o dietas pobres en sodio, las cuales deben avisar a su médico para que lo supervise.

  • No está recomendado su uso durante el embarazo ni en la lactancia.

  • No pueden ingerirlo personas alérgicas

En caso de estar tomando algún otro medicamento, no ingerir sin consultarlo previamente con su médico o farmacéutico.

Puede originar efectos secundarios poco probables como son las flatulencias y vómitos.

Si se emplea en exceso puede provocar alcalosis sistémica, lo opuesto al exceso de ácido, y dificultades para respirar, así como debilidad muscular y ansiedad.


0 vistas

Los Canastos. C. San Salvador 107 Fracc. Guadalupe. Durango, Dgo. México.

Contacto: marketing@loscanastos.mx

  • Facebook Social Icon
  • Twitter App Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon