LOS BENEFICIOS QUE APORTA LA PEPITA DE CALABAZA A TU ORGANISMO


Con una amplia variedad de nutrientes desde magnesio y manganeso hasta el cobre, proteínas y zinc, las semillas de calabaza son potencias nutricionales envueltas en un paquete muy pequeño. Contienen compuestos vegetales conocidos como fitoesteroles y antioxidantes captadores de radicales libres, lo cual le da a su salud un impulso adicional.

¿Qué es?

Las semillas o pepitas de calabaza se obtienen de diferentes tipos de calabaza. El nombre botánico de esta planta es cucurbita pepo. Es originaria de América, pero hoy en día se cultiva en todo el mundo para su consumo como verdura y como planta ornamental.

Beneficios

• Magnesio que Beneficia la Salud Cardiaca

Un cuarto de taza de semillas de calabaza contiene casi la mitad de la cantidad diaria recomendada de magnesio, que participa en una amplia gama de funciones fisiológicas de vital importancia, como la creación de ATP (trifosfato de adenosina, las moléculas de energía de su cuerpo), la síntesis de ARN y el ADN, el bombeo del corazón, la formación adecuada de los dientes y de los huesos, la relajación de los vasos sanguíneos y la función apropiada del intestino. El magnesio ha demostrado beneficiar la presión arterial y ayuda a prevenir la muerte súbita cardíaca, el ataque cardíaco y los accidentes cerebrovasculares.

• Zinc para el Apoyo Inmunológico

Las semillas de calabaza son una rica fuente de zinc (una onza contiene más de 2 mg de este mineral benéfico). El zinc es importante para su cuerpo en muchas maneras, incluyendo la inmunidad, el crecimiento y la división celular, el sueño, el estado de ánimo, los sentidos del gusto y el olfato, la vista y salud de la piel, la regulación de la insulina y la función sexual masculina. Muchas personas son deficientes en zinc debido a que los suelos han agotado estos minerales, también por los efectos de los medicamentos, las dietas basadas en vegetales, y otras dietas altas en granos. Esta deficiencia se asocia con un aumento en los resfriados y la gripe, fatiga crónica, depresión, bebés de bajo peso al nacer, acné, problemas de aprendizaje y bajo rendimiento escolar en los niños, entre otros.

• Grasas Omega 3 de Origen Vegetal

Las nueces y las semillas crudas, como las semillas de calabaza, son una de las mejores fuentes de omega-3 (ácido alfa-linolénico (ALA)) de fuentes vegetales. Todos necesitamos ALA, sin embargo, el ALA tiene que ser convertido por el cuerpo en grasas omega-3 EPA y DHA más benéficas - por una enzima la cual la gran mayoría de nosotros hemos deteriorado debido a los niveles altos de insulina. Si bien las semillas de calabaza son una excelente fuente de ALA, creo que también sería prudente obtener buena cantidad de grasas omega-3 de origen animal.

• Salud de la Próstata

Durante mucho tiempo, las semillas de calabaza han sido apreciadas como un importante alimento natural para la salud del hombre. Parte de esto se debe a su alto contenido de zinc, que es importante para la salud de la próstata (encontrado en concentraciones muy altas en el cuerpo), y también porque los extractos y aceites de semillas de calabaza pueden jugar un papel en el tratamiento de la hiperplasia prostática benigna (HPB, o agrandamiento de la próstata). La investigación sugiere tanto las semillas de calabaza como el aceite de semilla de calabaza utilizadas en combinación con la palma enana americana (Saw Palmetto) puede ser particularmente benéfica para apoyar la salud de la próstata.

• Efectos Contra la Diabetes

Estudios en animales sugieren que las semillas de calabaza pueden ayudar a mejorar la regulación de la insulina y ayudar a prevenir complicaciones de la diabetes al reducir el estrés oxidativo.

• Beneficios para las Mujeres Posmenopáusicas

El aceite de semilla de calabaza es un fitoestrogeno natural y estudios sugieren que podría conducir a un aumento significativo del colesterol bueno “HDL” así como disminución de la presión arterial, bochornos, dolores de cabeza, dolor articular y otros síntomas menopáusicos en las mujeres postmenopáusicas.

• Salud del Corazón y del Hígado

Las semillas de calabaza ricas en grasas saludables, antioxidantes y fibras, podrían proporcionan beneficios para la salud del hígado y del corazón, especialmente cuando con se combinan con las semillas de lino.

• Triptófano para un Sueño Reparador

Las semillas de calabaza son una fuente rica de triptófano, un aminoácido (bloque de construcción de las proteínas) que su cuerpo convierte en serotonina, que a la vez se convierte en melatonina, “hormona del sueño”. Comer semillas de calabaza pocas horas antes de ir a la cama, junto con un carbohidrato en la forma de una fruta pequeña, podrían ser especialmente benéficas para proporcionarle a su cuerpo el triptófano necesario para la producción de melatonina y serotonina con el fin de promover un sueño reparador.

• Beneficios Anti-Inflamatorios

Se ha descubierto que el aceite de la semilla de calabaza exhibe efectos antiinflamatorios. Incluso un estudio animal descubrió que funciona similar al medicamento antiinflamatorio indometacina para tratar la artritis, pero sin los efectos secundarios.

Modo de Consumo

Con el fin de conservar las grasas saludables presentes en las semillas, las semillas de calabaza se deben comer crudas.

Normalmente se retiran y se hierven en agua y sal. Después se procede a colocarlas al horno para que se tuesten. Una vez tostadas, pueden comerse directamente así o utilizarlas para otras preparaciones, aunque de cualquier forma son igualmente deliciosas.

Una opción es tostarlas con sal y utilizarlas en preparaciones saladas como ensaladas, por ejemplo, en sopas o donde se te ocurra. También se pueden caramelizar y agregar a barras de cereales caseras.

Una alternativa excelente es pulverizar las semillas de calabaza y añadirlas a un combinado de frutas frescas y frutos secos, tomarlos con copos de maíz u otros cereales, ya sea caliente o frío. Esta harina incluso se puede incorporar al hacer pan o galletas caseras, añadiendo estas semillas en polvo a la harina que normalmente se utilice para la preparación.

Contraindicaciones

Las semillas de calabaza son ricas en fibra, un nutriente que facilita la digestión y promueve la salud intestinal. Sin embargo, un consumo excesivo de estas semillas puede tener el efecto contrario al deseado.

La fibra es una promotora del bienestar del sistema digestivo e intestinal, pero la ingesta de grandes cantidades de este nutriente puede causar una sobrecarga en el organismo. Cuando consumes más fibra de la que el cuerpo está acostumbrado a procesar, los síntomas usuales son diarrea y flatulencia. En algunos casos, es posible que también ocurra estreñimiento, aunque esta no es una de las contraindicaciones de las semillas de calabaza más usuales.

La alergia es un efecto secundario poco común del consumo de pepitas de calabaza, pero aun así es uno que debes tener en atención. Al contrario de otras semillas, los síntomas de alergia son poco agresivos, manifestándose esencialmente en la piel bajo la forma de eczema o irritaciones. En casos menos frecuentes puede también ocurrir tos, asma, irritación de la garganta e hinchazón y rojez de los labios y piel a su alrededor.


46 vistas

Los Canastos. C. San Salvador 107 Fracc. Guadalupe. Durango, Dgo. México.

Contacto: marketing@loscanastos.mx

  • Facebook Social Icon
  • Twitter App Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon