top of page

TOP 5 FRUTAS DESHIDRATADAS


Cuando apetece tomar algo dulce, las frutas secas son una opción saludable. Son naturales y de las variedades más exquisitas, aportan grandes nutrientes.

Las frutas secas, desecadas o deshidratadas se obtienen al someter la fruta fresca a un proceso de secado. Puede realizarse al sol o mediante el uso de deshidratadoras, parecidas a los hornos de aire pero que funcionan a temperaturas mucho menores.

El secado de las frutas tiene dos propósitos: poder consumirlas todo el año y concentrar su sabor para tomarlas tal cual o como ingrediente de algunas recetas.

1. Ciruelas, mueven y protegen tu intestino

Las ciruelas pasas contienen antocianinas y compuestos fenólicos que las llevan a las cumbres de los alimentos más antioxidantes.

Pero se recurre a ellas cuando hace falta un estímulo que mueva el intestino. Lo consiguen gracias al contenido en fibra y en ácidos clorogénico y neoclorogénico.

Vístelas de fiesta: funde chocolate negro y cubre las ciruelas. Antes puedes rellenarlas con algún fruto seco.

2. Uvas, pequeñas píldoras de vitalidad

Las pasas de apyrena o de Corinto son pequeñas, de sabor intenso y carecen de semillas.

Ricas en azúcares, hierro (1 mg en 30 g), manganeso y vitamina B6, son muy energetizantes. Contienen flavonoides que protegen las neuronas.

En la cocina turca son famosos postres como el asure, con cereales y frutos secos.

3. Durazno, vitamina A para las defensas y la vista

Cada durazno de Calanda crece dentro de una bolsa de papel que lo protege y evita el uso de pesticidas. Estas frutas amarillas, grandes, jugosas y de sabor único alcanzan su mejor momento en octubre, pero gracias al desecado se pueden disfrutar el resto del año.

Potencia tu inmunidad: 100 g proporcionan el 74% de las necesidades diarias de vitamina A, esencial para la inmunidad y la salud de los ojos.

4. Higos, huesos fuertes

A la hora de elegir el mejor higo seco, los criterios de excelencia son: que hayan sidodesecados al sol, que no se hayan enharinado ni rociado con sulfitos para su conservación, que se encuentren bien envueltos, que se mantengan blandos y que desprendan un aroma agradable.

Remineralízate: las aportaciones de calcio (162 mg en 100 g) y magnesio (68 mg) favorecen el buen estado del sistema músculo-esquelético.

5. Dátiles, energía para sobrevivir hasta en el desierto

Los dátiles Medjoul, originarios de Marruecos, destacan por su dulzor y textura suave (son los únicos que se pueden comer frescos).

Aportan energía (135 calorías en 50 g, unos cinco dátiles) y minerales, sobre todo potasio, magnesio y los oligoelementos cobre y manganeso.

Eficaces para combatir la tos, se hierven unos minutos con leche vegetal.

Encuentra todo tipo de frutas deshidratadas en Los Canastos.

672 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo
bottom of page